lunes, 1 de noviembre de 2010

"Guantes mariposas"
Mary Jane Ansell






Porque me vienen grandes los guantes

juegan a engarzarse en mis dedos

las mariposas,

hacia esa silueta desnuda en la paloma.





4 comentarios:

Turulato dijo...

Para mí, ¡brillante!. Aleteo confuso de alas de mariposas, a veces ante mis ojos, otras fuera de mi alcance, que mi soberbia no consigue prender. Al cabo, ya sin fuerzas, lo que queda es la silueta de una paloma, dibujada a mano alzada en un solo trazo de la vida.

Leodegundia dijo...

Hasta que no leí tus palabras no reparé en la paloma que se esconde tímidamente dejándose ver sólo como una suave sombra.

Bellísimo Marian, no hay día que no me sorprendas, aunque ya debería de estar acostumbrada a que juegas con las palabras como esas mariposas con los guantes.
Un abrazo

Kalia dijo...

Paloma chinesca re-conocida. Pero las mariposas parecen de plástico, como las que me regalaba el repartidor de la leche cada mañana de aquel verano en Burdeos cuando tenía cinco años. El guante también ahoga la mano, que no se mueve en aleteo de mariposa. Tristeza.

Trini dijo...

Por aquí, ya no tanto, pero de pequeña, se les llamaba a las mariposas, palomitas. ¡Mira, una palomita, cuántos colores!...
Las niñas cantábamos algo así como "palomita blanca sal del remolino, abréme la puerta que voy de camino"...creo recordar, y eran mariposas...

Hoy tus mariposas y tu paloma, me lo han traído a la memoria.

Preciosos versos

Besos