domingo, 7 de diciembre de 2008


* "La grieta". Fotografía de JEP FLAQUÉ FERRÚS





Algunos días, si amanece
o el aire es una escarcha,
la belleza duele.
Duele aprender a mirar con ojos futuros
la pulpa remota, el espesor de un tiempo herido,
el nuestro.

Esta mañana escribí apenas unos versos…
Nada, sólo eso.

La palabra es tan difícil como el árbol:

No tiene palabras, el árbol,
pero siente palabras vivas,
tiende más hojas al soplo del viento
como quien oyera plegarias de pájaros...
Como alas muy blancas muy lejos
sin saber que, sin ojos, sin abismos
de lengua oscura propagan, sus raíces,
elongaciones de una memoria freática.

A veces me pregunto qué sentido tiene o no
este oficio oscuro de zahorí de aguas sonámbulas,
qué entalpía hace girar el péndulo de la palabra…
Si es jugar a la vida o demorar la muerte
dejarse llevar por esa música sangrada adentro.

Y me pregunto por el origen
de eso que escribí hoy, apenas verso,
reposando cierto azul desobediencia.
Papel
que cruje un desaliento
parecido a como imagino
que siente un muñón la ausencia de la mano.
Pigmentos
al aire libre que desprenden
el olor de las cosas perdidas…

Imaginad el sueño más frágil,
un pellizco en cada pupila
sin entender del todo su carne
transparente y sellada…

Sin embargo, ya lo he dicho,
esta mañana escribí apenas unos versos…
Nada, sólo eso.
Bastaría una rama de avellano
para insinuar los bultos bajo el mantillo.
Bastaría una pureza distinta, una bondad distinta,
confinar el poema a la sombra y preguntar al viento
que hila los caminos con verdín, a dónde van
los versos que no son nada...
A donde...


-------------------------------------------------------------------------------------------------

* La descripción de la foto en palabras del autor:

"Detalle invernal aprovechando la nevada/helada sobre el río Garona en Vall d´Aran. Sobreexpuse la nieve para "eliminar" texturas y aislar totalmente el motivo principal... Una pequeña abstracción invernal "

3 comentarios:

almena dijo...

"Nada,
sólo eso"

nada más y nada menos.

Magnífico, Marian.

Un beso!

Turulato dijo...

A veces me pregunto que sentido tiene mi mañana, si es jugar a la vida dejarse llevar por fragancia que no alcanzo..

Mi palabra es muda, mi sentido vivo, mis sueños hojas que lleva el viento sin destino.

La belleza duele.


Tu palabra penetra suavemente y hace hablar ....

Trini dijo...

Y te parece poco?
Hay mañanas, en que escribir unos versos, es como un suplemento vitamínico que da energía para transitar el día con ilusión. Sólo eso, unos versos, aunque dudes de dónde vienen, de quién los depositó en los dedos, de qué lugar del alma surgen. Brindo porque cada día nos despertemos con dos versos entre los dedos.

Besos