sábado, 16 de abril de 2011

Dulce amistad


No recuerda cuando llegó, pero le han dicho que fue sobre 1870.


Vista desde el interior de "Las cuadras"


Tampoco sabe quién la trajo desde Oriente a un lugar tan remoto como Ponferrada, una ciudad que ha ido cambiando con el paso de los años. Que fue minera y ferroviaria, rodeada de una aureola de prosperidad por la que llegó a ser conocida con el lema “Cuidad del dólar” durante los años del wolfram, del hierro, del carbón, y de las obras hidráulicas de Endesa.

Ella que ha visto pasar los años, lleva en su tronco las huellas de una dura batalla en solitario por vivir en la ciudad, a la sombra de un impresionante Castillo Templario... ¡Tan lejos de los bosques de glicinia de China de la que es originaria!


El caso es que desde hace 140 primaveras trepa por la vieja casona señorial de los García de las Llanas, en Ponferrada, ahora convertida en Museo de la Radio.

Acaba de estrenar nuevas andas


que, a modo de artísticas muletas, garantizarán la continuidad de esa dulce amistad que significa su nombre original en chino, la mantenida durante tantos años con la ciudad berciana sus habitantes, peregrinos y visitantes.


Y es algo más que una trepadora exótica, su memoria guardará las llaves de tú corazón. Puedes escuchar a la glicinia relatando su historia pinchando en este enlace de la asociación A Morteira.


Mientras escuchas el relato,recupero algunas imágenes que son recuerdo de las aguas del ayer

"Río de las ondas claras y las arenas de oro, que en los remansos te paras, y de sus sombras amparas tu codiciado tesoro…



.. ... Esas aguas que llevaron con mi niñez mi ventura, ¿En dónde, río, pararon? "...


La llave del corazón de muchos bercianos zarpó con ellos en este barco camino de Argentina...

__________________________________________________________________


Y dando un salto en el tiempo, os propongo una visita virtual al casco antiguo de Ponferrada pinchando aquí


3 comentarios:

almena dijo...

Valiente y generosa esta longeva glicinia apartada de su tierra.
:)

Besos mil

Leodegundia dijo...

Mira por donde sin haberlo planeado me di un buen paseo por Ponferrada gracias a la glicinia que por cierto es preciosa.
Me encantó tu entrada de hoy tan completa.
Un abrazo

TriniReina dijo...

No ha sido hasta esta misma primavera cuando he sabido del nombre de esta planta. Glicina.
Hoy me encuentro con esta tan longeva y tan hermosa y lo celebro.

Me ha encantado el paseo por Ponferrada. Gracias

Besos