domingo, 8 de marzo de 2009

Variaciones sobre la palabra "desaliento"

No dice la palabra lo que palpa a tientas,
soledumbre, flotando en las aguas.
No menciona que eslabón encadena
el lento naufragio del deseo
o la insistente maldad de escribir.

Nada anuncia lo que desoye un cuerpo
en medio de una curva mal cerrada,
qué se lo lleva por los aires y lo lanza
al abismo como un canto rodado.

Como no insinúa lo que con sibilino gesto
se vierte en un cáliz de falsos corales,
ni tras de qué máscara la mirada espía el cansancio
que acompaña un tiempo que no se escucha.

Tal vez, como siempre, hable al vacío
se asome al brocal de un pozo
en el que nadie se atreve a mirarse
y precipite el eco, no la consecuencia.
Al fin, no es el poeta quien habla, sino quien escucha
errado…
escucha no la voz de una garganta voraz sino el susurro,
no el ascenso sino la caída.
Escucha, antes que cualquier cuerpo sonoro
el alma.
Y acaso se diga a si mismo
que más doy,
acabo de regresar de un lugar,
al que ya no se volver.



Contemplas Atardecer en el Lago Inley .
Técnica: Óleo
Autor: JOSÉ LUIS FUENTETAJA

6 comentarios:

Turulato dijo...

Dije un día: Cansado de estar cansado. Mucho después entendí mis palabras; sentí que todas las respuestas eran silencio.

Silencio.. Abre la pluma el corazón y este cuenta sus sueños. Brilla la mirada. Mira en derredor; nada.

Y el corazón cree que no comprende, que nadie menciona y nada anuncia. Él, que daba gratis lo más bello que tenía, siente que le va ahogando la soledad; está asomado al brocal de la vida y le inundan los ecos; ruidos, chapoteos, hundimientos, .., todas esas pequeñas cosas.

Querría regresar a su refugio, envolverse en íntimo calor, encerrarse en si mismo. Pero ya, ni sabe ni puede. Se ha abierto y se ha hecho música..

Y tú que estás tan viva; ¿no comprendes que nadie puede encerrar a la Música?

Kalia dijo...

Desaliento: es como decir que nos falta el aire, como saber que ya la pena no merece la batalla, que la fuerza no basta para tanto duelo o que el corazón ha tragado ya la última gota del sudor convertido en sangre.

Desaliento: ausencia del hálito, del alma, del soplo; pérdida de la vida.

Desaliento: solo el tonto lo desconoce; solo quien posee algún magnífico tesoro se lo encuentra por los rincones cada vez que se enfrenta a la materia, poco modelable de por sí. Que no otra cosa es trepanar la palabra, domesticarla y aquilatarla, horadarla hasta hacer desaparecer de ella el vacío.

Desaliento: sufrimiento necesario, dolor en lo hondo, abismo, sima. Puñal en las entrañas, desgarro íntimo.

Lo conozco, comprendo. Por eso os digo: surquemos los mares de nuevo; levantemos la cortina de nube de esos ojos que alojan tanta vida dentro; miremos el sol que también en la noche alumbra la Tierra. Llega la primavera: empapémonos del aroma de la Música. Renacimiento. Esfuerzo y deseo. Pero cuando se ha atisbado la música ya no podremos volver la cara y arroparnos pare dentro en la antigua manta. Ahora atisbamos la luz. Hálito, Aliento,Vida. El camino fácil es sólo para los que flaquean al menor esfuerzo. La montaña está arriba.

Leodegundia dijo...

El desaliento nos envuelve muchas veces, nos aplana, nos demoraliza, nos hace sentirnos cobardes por querer dejar de luchar, pero contra él está el aliento, el ánimo y sobre todo la esperanza y con todo esto se puede borrar ese vacío que el desaliento proporciona.
Que tengas un buen fin de semana.

Anónimo dijo...

"Soledumbre...
...Al fin, no es el poeta quien habla, sino quien escucha
errado…
...acabo de regresar de un lugar,
al que ya no se volver."
No me atrevo a añadir comentario alguno, leídos los otros comentarios tan acertados.
conozco el desaliento. Al menos, el mío.
Un abrazo,
Miguel Ángel.

almena dijo...

mmm soledumbre... no hablar sino escuchar el alma...

Marian, POESÍA así, en mayúsculas.

Un beso!

Cani dijo...

El desaliento es, para mi, ese freno a toda iniciativa, es una inmersion en la nada, es sentirse sola en compañia.
Mi enhorabuena por este precioso blog.
Un saludo