viernes, 16 de abril de 2010

A mi madre


María es la buena luz tranquila,

necesaria, se trasmuta

en cálido abrazo que acuna el llanto

hasta laboriosamente amansarlo.

María es ternura y mesura

que no sentencia pasiones o vanidades,

existe algo más en el mundo

velado de transparencia en su vista cansada,

esa íntima confidencia

que de sencilla, ilumina.

María no sabe su masa buena

ni del bastidor que la nostalgia apresa

como si fuera la forma más desesperada

de la esperanza.

María es mi madre. Hoy cumple años...

Y aunque el almanaque se empeña por estas fechas

en tributarle zozobras e incertidumbres

María es la buena luz tranquila

que infunde, pese a las adversidades,

una fortaleza

que no luce amarga.

5 comentarios:

Turulato dijo...

María, calor que nadie sabe en aquellas noches frías...

Leodegundia dijo...

Emocionante Marian, supongo que se lo habrás dado a leer a tu madre porque es un fiel reflejo de lo que ella es.
Felicítala de mi parte y dile que espero que esa luz tranquila que llena de ternura a todo el que la conoce siga brillando muchos años más.
Un abrazo para ambas.

Kalia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kalia dijo...

Felicidades. A la madre por iluminar y a la hija por saber mirar.

TriniReina dijo...

Maravillosos homenaje a tu madre.
Tal como dice Leo, supongo que s elo habrás dado a leer.

Besos a repartir